sábado, 4 de febrero de 2017

Ósmosis VII






         Una posibilidad narrativa a lo Saramago.





         El grito del bibliotecario tintó de onomatopeya el espacio y el momento de la biblioteca. Se había borrado la tinta de todos los libros. La pandemia había llegado a todas las páginas: el blanco aprendió a absorber el color de las palabras, a hacerlo silencio indeleble.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada