martes, 1 de diciembre de 2015

Haikus XXIV








El pórtico, un pseudohiku, un haiku con estrambote. Tras su arco, dos miniaturas líricas del sentir otoñal.

 Las hojas, agostados cadáveres, frágiles murmullos de los pasos, oportunidades que volverán a ser sazón y razón de ser cuando vuelvan a su vuelo: haz de luz, envés de sombra.

         


                     Cementerio sembrado
de hojas caducas.
Cipresea el otoño.
Florece el plástico.

                  

Caminar sobre hojas,
                                      mortaja de alas,
                                      caducas sombras.

                                                       

                                               Hojas pisadas,
                                      rumor de olas secas:
del verano resaca.





2 comentarios:

  1. Ahora que terminará el otoño caen las últimas hojas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el otońo del otoño, querido Galderich.

      Eliminar