sábado, 11 de febrero de 2017

El mundo desde ojos que ven al mirar



Remedo de Matsuo Basho: este sendero / ya nadie lo camina / salvo el poeta.


 
En un mundo posible, las raíces beben del cielo la savia que fertiliza el suelo.



         Ir no siempre es solo desplazarse. Si vives el camino, la vida es mucho más que un decorado. No hace falta un viaje transcontinental para experimentar. La experiencia está en quien mira y sabe ver a un palmo de su lugar. La globalización física nos desnuda de centro (la mental es otra cosa) Creo que somos lo que podemos llevar en la cabeza y lo que pueden abarcar nuestros pasos: lo demás es literatura (de la mala) y pretensión.

         Dos redondillas asonantes, dictadas por lo que vi (y  que estas imágenes trae hasta aquí), son testimonio de mi aventura vital.



Entomólogo del alma
                            y zahorí de las cosas,
                            el poeta inventa y obra
la senda de la palabra.


         El cielo puede ser tierra.
Y las raíces al aire
hacen de nube follaje
que los pasos silabea.

        



        


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada